lunes, 10 de agosto de 2009

Manifestaciones cotidianas de la Química

Continuamente se producen reacciones químicas en la atmósfera, en las fábricas, en los vehículos o en nuestro organismo. En una reacción química, uno o más tipos de materia se transforman en uno o varios tipos distintos de materia. Aquí se muestran algunas reacciones químicas comunes. Sin estos procesos no existiría la vida tal como la conocemos: las plantas no podrían llevar a cabo la fotosíntesis, los automóviles no se moverían, los flanes no cuajarían, los músculos no podrían quemar energía, los adhesivos no pegarían y el fuego no ardería.




Bioquímica

La energía de la luz solar permite a las plantas combinar químicamente

el dióxido de carbono del aire con el agua. Este proceso llamado fotosíntesis produce oxigeno y un azúcar llamado glucosa, que proporciona energía a la planta.








Química industrial


La producción de acero requiere varias reacciones químicas, entre ellas las empleadas para refinar el mineral de hierro. Los óxidos de hierro del mineral reaccionan con monóxido de carbono, obteniéndose hierro puro y dióxido de carbono. Posteriormente el hierro se utiliza para producir acero.





Química atmosférica


Cuando un rayo atraviesa la atmosfera, su energía modifica los enlaces del oxigeno ordinario presente en el aire, y lo transforma en otra forma estructural del oxigeno denominada ozono. El tritóxido de azufre, un contaminante atmosférico común, reacciona con el vapor de agua de las nubes y forma acido sulfúrico. El acido se combina con agua presente en la atmosfera y la mezcla cae finalmente a la tierra en forma de lluvia acida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada